lunes, 6 de febrero de 2012

Tarta amistosa



Embrace of Peace II, de George Tooker
  Preparación:

En una sartén repleta de cariño añada una pizca de felicidad. Cuando esta coja el color del arcoíris, incorpore 100 g de respeto. Mézclelo todo bien para que los sabores se contagien. Agregue un par de gotas de aceite de lealtad y una cucharadita de crema de suma confianza. Sírvalo en un plato hondo, muy hondo, y decórelo con hojas de «Siempre estaré ahí» y mermelada de «Nunca te haré daño».

Degustación:

Conviene compartir este dulce platillo con personas que ignoren cómo se rompe un corazón.

2 comentarios:

Anna dijo...

Precioso Helen sigue asín!
Saludos Anna .

lorena dijo...

Te ha quedado muy bonito y muy original felicidades