lunes, 19 de diciembre de 2011

Ruido, de Lola Romero 2ºC

El susurro, de Alicia Fernández Escaplez

Después de andar siete días, a través de boscajes, el que llega a la ciudad de Ruido no consigue verla, pero sí oírla. Los sonidos sostienen la ciudad. Se sube por un camino diciendo «Miau». Los habitantes rara vez están en silencio. Nada de la ciudad toca el suelo salvo la vibración de las risas de los habitantes que se repite sin parar. En los días luminosos la ciudad se eleva debido a la alegría y al bullicio.

Tres hipótesis circulan sobre los habitantes de Ruido: que odian el llanto, que respetan los aullidos, que aman los susurros, y que nunca se cansan de escucharse los unos a los otros.

3 comentarios:

Lola Romero dijo...

Profesora ha quedado muy chulo y gracias a usted tambien por darme algunas ideas, hacer que quede mejor y ayudarme a que quede mejor. Saludos: Lola Romero :D

Lidia Esteban Zamorano dijo...

Lola, todo el mérito es tuyo, no lo dudes. Siempre es un placer trabajar contigo. ¡Felicidades!

Anna dijo...

Qué Bonito Loli :D