miércoles, 2 de noviembre de 2011

Taller de poesía: Haiku

Colgado de la luna, de Antonio Álvarez Gordillo

Como hemos visto en clase, un haiku es un poema breve de 3 versos (5-7-5). Se trata de una forma poética muy sencilla que tiene su origen en Japón. La fuente de inspiración del poeta suele ser la naturaleza: un monte, un pájaro, una flor ... todo ello enmarcado en las estaciones del año (primavera, verano, otoño, invierno). Matsuo Basho, maestro del género, nos dice que "Haiku es simplemente lo que está sucediendo en este lugar, en este momento”.

El haiku, en japonés, no tiene título ni rima, su simplicidad es tal que podemos prescindir de signos de puntuación y mayúsculas; de alguna forma se parece a lo que decimos hablando. Esta literatura mínima, en constante renovación, se sigue cultivando hoy en día, también por parte de la tradición occidental, y constituye un género poético abierto y universal.

I
Lirios, pensad
que se halla de viaje
el que os mira.

îo Sôgi

II
Un charco:
la calle inundada
de cielo.

Alfonso Cisneros

III
¡Verde, qué verde…!
Verde brota la hierba.
Campo de nieve.

Konishi Raizan

IV
Blanco abedul,
esqueleto de nieve
tras el invierno.

Valentín Carcelén Ballesteros

V
¿Por qué sonríes?
Porque hay sol en las hojas
¿Por qué sonríes?

Carmen Jodra

VI
Simplemente un río:
oscuridad que fluye
entre luciérnagas.

Kaga no Chiyo

VII
Ando y ando
si he de caer, que sea
entre los tréboles.

Kawai Sora

VIII
Está el árbol en flor,
y la noche le quita, cada día,
la mitad de las flores.

Juan Ramón Jiménez

IX
Barre la luz
de la luna creciente
el vendaval.

Natsume Seibi

X
Muere la luna,
brisa leve del alba,
mar en verano.

Îo Sôgi

El año pasado mis alumnas y alumnos del IES Martínez Montañés crearon preciosos haikus. Si os apetece, podéis leerlos aquí.

Consejos de Shiki Masaoka para escribir un haiku

1. Sé natural.
2. Ten en cuenta la perspectiva. Las cosas grandes lo son, sin duda, pero también las pequeñas pueden ser grandes si se ven de cerca.
3. Un haiku no es una proposición lógica ni debe mostrar el proceso reflexivo.
4. Sé conciso, omite cuanto no es útil.
5. Haz acopio directo de material, no lo tomes de otros haikus.
6. Emplea imágenes tomadas de la fantasía y de la realidad, pero prefiere estas últimas.

Crearemos nuestros propios Haikus. Recordad que podéis utilizar en vuestras creaciones los recursos literarios que hemos visto en clase: metáfora, símil, personificación, invocación, aliteración, anáfora y paralelismo. Conviene repasarlos. Contestad a las siguientes cuestiones referidas a los textos anteriores:

1. En el poema I el poeta se dirige a los lirios. ¿Mediante qué recurso? ¿Qué rasgo propio de un ser humano les atribuye el autor?
2. ¿Qué dos realidades se identifican en el haiku II de Alfonso Cisneros? ¿Por qué? Indica de qué recurso literario se trata.
3. ¿Qué recurso fónico por repetición de sonidos aparece en el poema X?
4. ¿Qué recursos literarios basados en la repetición de palabras o estructuras aparecen en los poemas III y V?

Ahora vais a elaborar vuestros propios haikus. ¡A trabajar, poetas! Los espero en mi correo electrónico.

(Fuente: materiales de José María Bermejo en http://www.elrincondelhaiku.org/)

6 comentarios:

samuel mula dijo...

Esto de los Haikus me a parecido una cosa divertida. Ademas estas cosas me gustan :D


Samuel Mula Pineda 2ºA

Lidia Esteban Zamorano dijo...

Ay, Samuel, ese auxiliar sin "h". Presta más atención al escribir. Ganas de ver esos haikus.

samuel mula dijo...

Como cuantos hay que escribir o inventarse.

barbieypekemorenotah dijo...

Los Haikus me gustan muucho.
Cada vez que me aburro en
casa escribo Haikus y se los
leo a mi hermana.

Saludos Anna

santiago alexander dijo...

esto de los Haikus me ha resultado difícil porque no sabia inventarlos.

Anna dijo...

Pero si haces muchos Haikus será más fácil,para mí al principio también era difícil pero cuando vas haciendo más pues es más facil.

Saludos :Anna